×

Mensaje

Directiva de Privacidad de la EU

Este portal usa cookies para gestionar la autenticación, navegación y otras funciones básicas. Con el uso del portal, tú estás aceptando que podamos usar las cookies en tu dispositivo para estos fines

Mira el documento de directiva de privacidad digital

View GDPR Documents

Has declinado las cookies. Esta decisión puede cambiarse.

 

Si vemos que el tren, el metro y los autobuses no son suficientes para nuestros desplazamientos, siempre habrá otras opciones complementarias o especiales según la ocasión

La primera que nos pasará por la cabeza seguro que serán los taxis. La tarifa mínima en Japón corresponde a 2 km y es de ¥500, la cual sube rápidamente a razón de ¥350  por km extra. Además, cuando hay tráfico se cobra un suplemento, con lo cual puede ser realmente caro viajar en hora punta cuando las personas van al trabajo (entre las 7:30h y las 9:30h) o vuelven a sus hogares (entre las 17h y las 18h). Seguramente sea la opción perfecta si nos recogemos muy tarde y no encontramos una línea de metro abierta, aunque desde luego tendremos que preparar la cartera. Lo mejor para utilizarlo es llevar apuntado el teléfono del lugar al que nos queremos dirigirnos para que el taxista lo meta en el GPS ya que generalmente hay calles que no tienen nombre y es complicado hacerse entender.

 

taxis en japón

 

El terreno por regla general en Japón es llano, por lo que esto ayuda a que usemos un medio de transporte muy ecológico y barato como es la bicicleta. Son muy utilizadas por los nipones para ir a trabajar y de hecho en Tokio es bastante común encontrarse bicicletas por todos lados sin atar, simplemente las aparcan y ahí se quedan hasta que las vuelven a utilizar, una muestra más de la seguridad que existe. El precio diario de alquiler suele rondar entre los ¥1.500 y ¥3.000 diarios, o unos ¥5.000 por una semana.

Si somos amantes de la independencia siempre podemos optar por alquilar un coche, el único inconveniente será tener claro que allí se conduce por la izquierda. Las indicaciones normalmente se encuentra también en inglés y el tráfico, aunque intenso en las zonas más congestionadas, suele ir despacio y respetan las normas. El gran inconveniente es que los parkings generalmente son caros y eso puede incrementar bastante el presupuesto.

Uno de los transportes con más solera de Japón son los funiculares, llamados en inglés cable car, que se encuentran generalmente en parajes naturales y suelen ser la única alternativa de transporte para llegar a algunos monumentos. Como ejemplos tenemos el cable car de Sakamoto, Hakone o Koyasan.

 

cable car o funicular

 

También podremos encontrar en nuestro viaje los teleféricos, en inglés rope way, que son cabinas colgadas en el aire y arrastrados por un cable y que podremos encontrar en Hakone o Miyajima.

 

teleférico hakone

 

En algunas ciudades como Okayama, Kamakura o Hiroshima (esta última con 9 líneas y con un coste entre los ¥100 a los ¥270) podremos encontrar el clásico tranvía, su uso es similar al de las líneas de autobuses.

 

tranvía de japón


Por último, no me puedo olvidar del ferry, ya sea para recorrer el río Sumida a su paso por Tokyo o cruzar la bahía rumbo a Miyajima desde la costa de Hiroshima. En cuanto al primero la opción es tan sencilla como tomarlo en la estación de Ferrys de Asakusa y comprar el billete que creamos más interesante, pudiendo llegar hasta la isla artificial de Odaiba si lo creemos oportuno. En cambio, el segundo es una opción que usaremos seguro si vamos a Miyajima, no solo por la experiencia de navegar por las aguas de la bahía, sino porque está dentro del bono Japan Rail Pass.

 

ferry miyajima

Escribir un comentario

Los usuarios que se autentican vía el formulario en abierto tienen que esperar a que revisemos el comentario, ya que se consideran invitados en elPipo.es; los que se dan de alta vía Facebook, Google o el propio portal verán publicado su comentario al instante
   


Código de seguridad
Refescar