×

Mensaje

Directiva de Privacidad de la EU

Este portal usa cookies para gestionar la autenticación, navegación y otras funciones básicas. Con el uso del portal, tú estás aceptando que podamos usar las cookies en tu dispositivo para estos fines

Mira el documento de directiva de privacidad digital

View GDPR Documents

Has declinado las cookies. Esta decisión puede cambiarse.

 

FRANCIA: Arles - Saintes-Maries-de-la-Mer - Aigues-Mortes - Le Grau-du-Roi - Arles

 

Nos levantaremos tranquilamente a una hora prudente y bajaremos al restaurante para probar el desayuno del hotel: cruasanes de mantequilla, mermeladas caseras, …

Una vez hayamos acabado, bajaremos el desayuno dando un paseo amplio para llegar al parquin, donde nos montaremos en el coche con dirección al Parque de la Camarga.

 

El parque tiene muchos sitios interesantes donde pasear para ver paisajes o animales en libertad, pero en ninguno de ellos podemos entrar con Pipo. Otros solamente abren en primavera y veranos asiduamente, siendo sólo posible visitarlos en invierno en días y horas muy concretas. Los dejamos indicados en el mapa por si vais sin perrete o en una época diferente a la que vamos nosotros

 

Nuestra primera parada será el pueblo costero de Saintes-Maries-de-la-mer (40Km, 35m):

 

recorrido entre arles y Saintes-Maries-de-la-mer

 

icono amarillo 3

Saintes-Maries-de-la-Mer 

 

Localidad francesa situada en un enclave privilegiado y sorprendente, en una isla formada por los dos brazos del Ródano en su desembocadura en el Mediterráneo. Esta zona, llamada La Camarga, es conocida por el Parque Natural del mismo nombre, un bello humedal donde se encuentra la mayor población de flamencos de Europa.

Curiosamente, además de estas aves, la región camarguesa puede presumir de una importante presencia de toros bravos y caballos blancos, los conocidos como caballos blancos del mar.

Saintes Maries de la Mer recibe su nombre, que significa Santas Marías de la Mar, por María Salomé y María Jacobé, que llegaron a la ciudad procedentes de Tierra Santa junto a la esclava Sara, huyendo de los ataques contra los cristianos. En el mismo barco viajaban, entre otras personas cercanas a Jesucristo, María Magdalena y Santa Marta, que posteriormente marcharon a evangelizar otros lugares de Francia.

Las reliquias de las Santas se conservan todavía, a pesar de las múltiples vicisitudes que han pasado, en la Iglesia Nôtre Dame de la Mer, un impresionante templo totalmente fortificado.

En la cripta donde se guardan los restos, se encuentra también una imagen negra: es la esclava Sara, conocida hoy en día como Santa Sara Kali, patrona de todos los gitanos.

La historia de Sara es algo misteriosa. Se ha llegado a decir que era la hija de Jesucristo y María Magdalena, aunque eso ha sido totalmente negado por la Iglesia Católica. También que no iba en el barco, sino que presintió la llegada de las Santas y las ayudó a desembarcar. Otra leyenda cuenta que sí viajaba en el barco y que, estando a merced de las corrientes y sin comida, se quitó el pañuelo de la cabeza e hizo la promesa de que si llegaban sanos y salvos a tierra no se volvería a quitar el pañuelo en señal de respeto a Dios, llegando después a Francia y cumpliendo su promesa el resto de su vida.

Esta última es la versión más aceptada entre el pueblo calé. Por ello, muchas gitanas le llevan pañuelos para demostrarle su devoción. Además, Santa Sara Kali está relacionada con la maternidad, por lo que las mujeres con problemas de fertilidad acuden a pedirle que las ayude a quedar embarazadas. También las que están encinta para tener un buen parto.

Los gitanos, que la han hecho su patrona, la veneran cada año en la última semana de mayo. Miles de personas llegan en peregrinación de todas las partes del mundo, principalmente del este de Europa, para celebrar tres días de fiesta y devoción.

El momento cumbre de esta fiesta es el día 24 de mayo, cuando la imagen de la Santa es sacada en procesión y llevada hasta el mar por los gitanos.

Al día siguiente son sacadas también las Santas Marías y llevadas igualmente hasta el mar. 

 

Aparcaremos en el parquin gratuito y daremos una vuelta por el centro del pueblo, aprovechando para visitar la famosa Note-Dame-de-la-mere (1Km, 15m):

 

recorrido por Saintes-Maries-de-la-Mer

 

icono verde 6

Note-Dame-de-la-mereNote-Dame-de-la-mere

 

Esta iglesia está dedicada a las Santas Marías: María de Cleofás y María Salomé, citadas en los Evangelios y de las que se tienen noticias poco concretas que han dado paso a episodios legendarios. Estos dos personajes y María Magdalena son conocidas como las Tres Marías. La tradición local dice que las Tres Marías, acompañadas de Maximino, Sara y Lázaro, entre otros, fueron expulsados de Palestina y puestos en una barca sin velas ni remos con la que atravesaron el mar Mediterráneo hasta llegar a la costa de la Camarga. En este lugar permanecieron María de Cleofás, María Salomé y Sara, mientras que los otros fueron a evangelizar el territorio. Las santas Marías se quedaron en este lugar después de hacer brotar agua dulce de manera milagrosa, a su muerte fueron enterradas aquí. 

Hacia el 542, el obispo san Cesáreo de Arlés mencionaba un oratorio dedicado a Notre Dame en este mismo lugar. El obispo Rostan (870-970), restaurador de la abadía de Saint-Césaire de Arlés, dio esta iglesia a aquel monasterio. El 1061 fue donada al capítulo canonical de Arlés y en 1078 volvió a cambiar de manos, ahora para pasar a la abadía benedictina de Montmajour, que fundó aquí un priorato. En la segunda mitad del siglo XII se reconstruyó aquella iglesia, conocida como Beata María de Mari, y es en esta época que habría que situar el grueso de las construcciones actuales. La iglesia fue fortificada en el siglo XIV.

Mientras tanto se había ido desarrollado la devoción popular a las Santas Marías y por este motivo 1448 Renato I de Anjou mandó que se excavara el lugar para encontrar las sepulturas, en aquella ocasión se descubrieron dos cuerpos que fueron identificados como los de María de Cleofás y María Salomé, que se depositaron en unas arquetas en la capilla de Saint-Michel. En el siglo XIX, después de la Revolución, el lugar sufrió ocupaciones de casa prioral y claustro, pérdidas y también llegaron las restauraciones, a partir de mediados de siglo. Se trata de una iglesia fortificada de nave única, que conserva en el ábside una importante serie de capiteles románicos de muy buena factura. La cripta se hizo en el siglo XV a raíz de la excavación para encontrar las reliquias. La devoción popular todavía es muy importante, con ritos particulares.

 

 

Una vez en el coche de nuevo, pondremos rumbo al otro punto del parque en el que invertiremos la mañana, Aigues-Mortes (30Km, 30m):

 

recorrido entre Saintes-Maries-de-la-Mer y Aigües-Mortes

 

icono amarillo 4

Aigües-Mortes 

 

Aigues-Mortes (en occitano Aigas Mòrtas) es una municipalidad francesa y localidad del Distrito de Nîmes, en Gard, Languedoc-Rosellón, Francia.

La ciudad se encuentra totalmente amurallada, en un recinto levantado en el siglo XIII y que ha llegado intacto hasta nuestros días. Desde su fundación hasta el año 1481 fue el principal puerto francés del Mediterráneo, siendo primada por el rey Luis IX de Francia y sus sucesores. Por ello, fue el punto de partida de las cruzadas desde Francia, hasta la anexión de Marsella en 1481.

Levantada en un lugar pantanoso de la Camarga que no estaba predestinado a la construcción, Aigues-Mortes nació por voluntad del rey Luis IX de Francia, más conocido por el sobrenombre de San Luis. Al decidir fundar esta nueva ciudad en 1240, se convirtió en el primer rey de Francia en disponer de un puerto de acceso al Mediterráneo y en realizar ricos intercambios comerciales con Italia y Oriente. 

Sus sucesores, Felipe III el Atrevido y luego Felipe IV el Hermoso continuaron su obra e hicieron construir las murallas. Tras este efímero periodo de apogeo, la ciudad dejó de crecer, ya que el puerto se cubría de arena y una vez incorporada la Provenza a Francia en 1481, Marsella sustituyó a Aigues-Mortes, que perdió su interés estratégico. 

 

Dejaremos el coche en el parquin que se encuentra junto la entrada norte, y visitaremos a pie el interior de la ciudad amurallada (1Km, 15m): 

  

recorrido por Aigües-Mortes

 

icono verde 7

Tour de Constance Tour de Constance

 

La Torre de Constancia fue erigida en 1242 por Luis IX, sobre el antiguo emplazamiento de la torre Matafère, construida por Carlomagno hacia el 790, para proteger la guarnición del rey. Los trabajos se terminaron en 1254.

Su diámetro es de 22m, su altura con la cumbre del farol es de 33m. El grosor de las paredes en la base es de 6m.

En la planta baja se encuentra la sala de los guardias con un acceso protegido. En el centro de la sala, una abertura circular permite acceder a los sótanos que servían de fresquera, de reserva de municiones y también de cárceles. 

En el primer piso se accede a la sala de los caballeros, que tiene una estructura parecida a la sala de los guardias. Es en la sala donde fueron encarceladas en el siglo XVIII las mujeres hugonotas, de las cuales, la más conocida fue Marie Durand que grabó en el techo la palabra "resistir" (visible aún a día de hoy); fue encarcelada a la edad de 15 años y liberada 38 años más tarde.

 

icono verde 8

Église Notre-Dame des SablonsÉglise Notre-Dame des Sablons

 

Probablemente construida antes que las murallas, a mediados del siglo XIII, se data su fehca de construcció en 1537.

Unos años después, en 1575, fue saqueada por los protestantes.

Después de la reconstrucción del campanario en 1634, tras la Revolución francesa, se convirtió en templo de la Razón, cuartel, tienda de granos y almacén de sal. Fue devuelta al culto en 1804 y restaurada de 1964 a 1967.

 

icono verde 9

Place Saint-Louis Place Saint-Louis

 

Es el corazón turístico de la ciudad. En el centro, frente a la entrada principal de por la Puerta Gardette, está erigida la estatua de Luis IX, hecha por James Pradier en 1849.

Es un lugar casi obligado de paso, ya que además de encontrarse en el centro de las mrallas, todo su perímetro está lleno de terrazas y restaurantes (algunos de ellos recomendados) y se crea un ambiente vivo y animado. Chapelle des Pénitents Gris 

Situada al este de la Plaza del Viguerie es propiedad de la hermandad de los Penitentes Grises creada en 1400. La fachada es de estilo Luis XIV. La puerta de entrada del siglo XVII está adornada por una estatua de madera. Retablo esculpido en 1687 por Sabatier.

En el interior, un retablo representa la pasión de Cristo. Fue construido en estuco de yeso gris en 1687 por el escultor de Montpellier Sabatier. Este retablo, sobre el cual figura el escudo de armas de la hermandad, ocupa todo el fondo del coro.

 

icono verde 10

Chapelle des Pénitents GrisChapelle des Pénitents Gris

 

Chapelle des Pénitents Gris Situada al este de la Plaza del Viguerie es propiedad de la hermandad de los Penitentes Grises creada en 1400. La fachada es de estilo Luis XIV. La puerta de entrada del siglo XVII está adornada por una estatua de madera. Retablo esculpido en 1687 por Sabatier. En el interior, un retablo representa la pasión de Cristo. Fue construido en estuco de yeso gris en 1687 por el escultor de Montpellier Sabatier. Este retablo, sobre el cual figura el escudo de armas de la hermandad, ocupa todo el fondo del coro. http://ot-aiguesmortes.com/639/

 

icono verde 11

Chapelle des Pénitents BlancsChapelle des Pénitents Blancs

 

Situada en el ángulo de la calle de la República y de la calle Luis Blanc, pertenece a la Hermandad de los Penitentes Blancos creada en 1622.

Por encima del coro, sobre la bóveda, podemos ver una copia del retablo de Jerusalén dónde Cristo celebró la Última Cena el Jueves Santo con sus apóstoles. Alrededor de la Cena, una pintura sobre lienzo vuelve a trazar la bajada del Santo Espíritu el día de Pentecostés. Es atribuida a Sigalon, pintor nacido en Uzès en 1778. Por cada lado del coro se levantan dos estatuas: a la izquierda San Félix para la redención de los cautivos, a la derecha Santiago el Menor, primer Obispo de Jerusalén.

 

 

Suponiendo que aún no estemos muy cansados o que no hayamos comido, volveremos al coche para visitar la villa costera Le Grau-du-Roi (7Km, 10m):

  

recorrido entre Aigües-Mortes y Le Grau-du-Roi

 

icono amarillo 5

Le Grau-du-Roi 

 

Le Grau-du-Roi es una ciudad de la región de Gard, occitano. Situado a unos 30 km al este de Montpellier y 45 km al sur de Nimes, esta es la única ciudad costera del departamento, en la frontera oeste de La Grande Motte (Hérault) y Saintes-Maries-de- la-Mer (Bouches-du-Rhône) al este.

Le Grau-du-Roi apareció en el siglo XVI, primer pueblo de pesca solo, después de una inundación del Ródano que crea un pasaje entre el mar Aigues-Mortes (6 km) y el mar (un canal que conecta la ciudad con anterioridad amurallado en el Mediterráneo por la que San Luis había navegado a las cruzadas). rompeolas de piedra se hicieron y la nueva línea de la playa podrían dar cabida a los nuevos residentes.

Ahora con más de 8500 personas (frente a 1.200 en principios del siglo XX), Le Grau-du-Roi desarrollado a través del turismo y su actividad marítima (pesquero y deportivo). Viticultura también se ha conservado (país del vino de las arenas del Golfo de León, indicación geográfica protegida). 

 

Dejaremos el coche en el parquin público e iremos por el borde la carretera para ver el puerto del centro del pueblo. Si no hemos comido, podemos desviarnos 100m al interior del pueblo hacia el restaurante que habíamos buscado (600m, 7m).

  

recorrido por Le Grau-du-Roi

 

Para acabar, tenemos la opción de visitar la playa más famosa de todo el parque, l'Espiguette (6Km, 10m):

 

recorrido entre Le Grau-du-Roi y la playa de l'Espiguette

 

icono amarillo 6

Plage de l'Espiguette 

 

Una de las más salvajes y solitarias de la Camargue, y considerada una de las más bellas de toda Francia. En ella pueden sentirse en plena naturaleza y dar largos paseos, tomar el sol, darse un buen baño en las deliciosas aguas mediterráneas o practicar Kite surf, ya que es una playa donde suele hacer bastante viento.

 

En temporada alta, entre finales de mayo y septiembre, hay que dejar el coche en un inmenso parking que hay a lo largo de la playa con fácil acceso, pero algo caro, unos 6 €. Si van en temporada baja, es gratuito. Además, hay otro parking gratuito durante todo el año, al que se llega desviándose hacia el camping una rotonda antes, pero que tiene el inconveniente de que hay que andar más para llegar a la playa.

 

 

Ahora sí, volveremos a Arles a descansar (60Km, 1h):

  

recorrido entre la playa de l'Espiguette y Arles

 

 

Escribir un comentario

Los usuarios que se autentican vía el formulario en abierto tienen que esperar a que revisemos el comentario, ya que se consideran invitados en elPipo.es; los que se dan de alta vía Facebook, Google o el propio portal verán publicado su comentario al instante
   


Código de seguridad
Refescar